Poesía para momentos tristes

Poesía para momentos tristes.
O para cuando estás agobiada.
O para cuando quieres un abrazo.
O para no escuchar más que el silencio.

Poesía para recuperar la sonrisa.
O para desparramar lágrimas.
O para recomponer muros.
O para no romperle la cara a nadie.

Poesía para corazones perdidos que se resume en tres nuevas compras en una de mis librerías favoritas de Zaragoza (Antígona, calle Pedro Cerbuna): Ape Rotoma Mensajes de texto y otros mensajes, Antoni Marí Han venido unos amigos y Jorge Riechmann fracasar mejor.  Los dos primeros recomendación de Pepito, el magnífico librero🙂

Publicado en Adquisiciones, Lecturas, Poesía | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

En abril… libros mil

A Sabina cada dos por tres le roban el mes de abril y a mí lo que hace abril es quitarme el dinero de la cartera. Yo no sé que tiene este mes que me lanzo a la compra compulsiva de libros como si se me fueran a acabar. Aunque no lea. Aunque la pila de pendientes me salga por las orejas. Aunque no saque un segundo para leer. Aunque… Lo dicho, comprar, compro. Bueno y descargo. Y pongo ojitos a cualquiera que tenga un libro cerca y me lo quiera dar. Y cuando iba a los meetups, me traía alguno… Vamos que la palabra exacta es que adquiero libros. De manera bastante compulsiva. Hago acopio. Por si viene una tarde lluviosa, que haya donde elegir (y con qué resguardarse).

Abril me gusta mucho porque en mi familia es tradición regalar libros por el día del libro. Es una de las pocas tradiciones que tenemos y de las más que me gusta. Además este año tengo unos muy chulos pensados para mis sobrinos. Normalmente regalo pocos. A los niños más cercanos (los sobrinos de mi pareja, a los que siempre vemos porque coincide prácticamente con su cumple), a mi pareja, a mis padres y a algún amigo si encuentro algo especial.

Desde hace 3 años vivo en Cataluña y aquí el 23 de abril se celebra Sant Jordi. Históricamente las mujeres reciben una rosa y los hombres un libro. Como no podía ser menos, en casa de una becera se recibe un libro y lo de la rosa es opcional (pero también me encantan las flores… y para una al año que tengo excusa). El año pasado no me tocó nada porque estaba viviendo en Madrid y este año veremos porque lo pasamos en Zaragoza… Un libro caerá fijo, la pregunta es ¿cuál?

Otros años me hago autoregalos, pero la semana pasada pasé por unadeesasmacrocadenascuyonombrenomencionaré y ¡ay! cayeron tres, como en un juego de dominó, todos seguidos. Y por si fuera poco, he copiado tres o cuatro referencias más esta semana. No gano para lecturas, señores, no gano (tiempo) para lecturas.

Últimas adquisiciones de abril: Amélie Nothomb Pétronille, Angelina Schrobsdorff Tú no eres como otras madres (abril) y Miguel Gallardo Turista accidental (abril)

 

Publicado en Adquisiciones, Lecturas, Vida becera, Zaragoza | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Seda salvaje (Fragmentos)

De este libro me enganchó la idea de un personaje gris y opaco que pretende vivir sumergido en la vida de los otros mirando desde la esquina. Pero que es incapaz.

Encontrarás la reseña del libro aquí.

“Maduré volcado hacia fuera, con medio cuerpo sacado en la ventanilla, y me trastornó para siempre ver la naturalidad con que el resto de la gente vivía, aceptaban casi, sus vidas obligatorias. Yo me sentía en mi vida como quien va de visita a una casa que no es suya, y experimentaba un impulso interior de trágica maravilla si podía participar en algo del resplandor ajeno y de su dicha perfecta.”

“Escribo y escribiré con la conciencia mareada y lo que más me preocupa, al redactar estas líneas, es que nada importante se quede sin incluir, que lo que una vez ocurrió, vuelva a ocurrir otra vez, sobre la página, por doloroso que sea, hasta llegar a entenderlo -si es que hay algo que entender.”

“Hay que suponer que todas las tardes al anochecer un sujeto de alzacuellos vio subir al vagón a la pálida criatura que yo presumí conocer, cuya vida creí diáfana y abarcable y que ahora se me revelaba escurridiza y voluble.”

“En los ojos de las demás personas me veía reflejado como en añicos de espejo y apenas me fiaba del reflejo que su mente me devolvía.”

“Éramos gente normal y entre normal esas cosas no se hacían.”

“Lo más duro era aceptar que la boca de los besos era la boca del odio.”

“Estábamos demasiado ocupados preparando nuestra boda para poder decidir si queríamos casarnos.”

“Me disculpaba pensando que en mis descensos no me guiaba el afán de promiscuidad sino inquietudes didácticas.”

“Tienes la cabeza llena de cosas sin sangre.”

“Durante unos pocos segundos viajaba dormido por el aire y el secreto para no perecer estaba en despertarse antes de que llegase la caída y el impacto fuese definitivo.”

“Por preservar ese sueño me sentía capaz de encadenarme a una pesadilla.”

“Me martirizaba pensando que había activado sin saberlo algún resorte prohibido con el cual se puso en marcha la máquina para triturarme. En mi descontrol aprendí que existían en las personas ciertas cuestiones sesgadas, ángulos y repliegues de higiene íntima con los cuales más valía no entrometerse. Al final resultaba que los fantasmas eran de carne y pasiones y yo renunciaba a entenderlos.”

 

Publicado en Fragmentos, Lecturas, Novela-Relatos | Etiquetado , , | Deja un comentario

Seda Salvaje de Eloy Tizón

41hHKA4Zi7L._SX331_BO1,204,203,200_ISBN 978-84-339-1022-6
Páginas 144
Año de edición 1995
Colección Narrativas hispánicas
Editorial: Anagrama
Imagen: Amazon
Lo que cuenta la contraportada: Seda salvaje cuenta la historia de una obsesión: la que el narrador y el protagonista de este relato siente hacia la vida de las demás personas. Vidas y personas que el personaje imagina repletas de inalcanzables secretos, conspiraciones, traumas, todo aquello que contribuye a crear lo que él, en un momento determinado, denomina “la música del prójimo”.
Esta “música del prójimo” no es más que la vida íntima de los otros, la cara oculta tras la fachada, fascinado por la cual el personaje central se adentrará más y más en terreno peligroso. Con la ayuda de un detective privado somete a vigilancia a su novia Fátima, con quien está a punto de contraer matrimonio, y a partir de ahí comenzará a descubrir cosas raras, unas veces reales y otras fantaseadas por él; se suceden así los malentendidos, la marcha nupcial se complica, se perfila un extrarradio a lo lejos, la tarta se tambalea.
Narrada con una prosa envolvente que oscila entre el tono irónico y la tragedia, la novela presta especial atención a una serie de personajes secundarios de efímera aparición, con sus existencias anónimas, insignificantes y prodigiosas. En el fondo, Seda salvaje es una historia de fantasmas que trata de demostrar que los fantasmas existen: son los que nos rodean.
Reseña: Hacía tiempo que quería leer este libro. Me tocó en uno de los múltiples juegos de bookcrossing que organizó Andrómeda23. Quizá lo elegí por el título; algún día hablaré de esta manía mía y adónde me lleva. La historia de base me pareció muy atractiva: un hombre obsesionado con la vida de los demás.
Es un libro que está muy bien escrito, no en vano es el ganador de un Premio Herralde de novela. El protagonista, Seoane Suelves, es uno de esos seres grises que pasa desapercibido en cualquier café y oficina. Es uno de esos personajes con el que ninguno queremos sentirnos identificados. Y él lo sabe, porque ni él mismo quiere ser quien es.
De hecho, se siente tan atraído por el resto que se olvida de si mismo. Es en esa búsqueda de su vida en los otros que se inicia un bucle fantasioso, en el que su obsesión empieza a crecer y se hace desmedida y se descontrola.
Seoane observa sin comprender la naturaleza del ser humano. Entiende los secretos que ocultan sus compañeros como retos a descubrir y, por eso, antes de casarse, decide que debe descubrir aquello que esconde Fátima. Y es aquí, amigos, donde se lía todo el asunto.Este libro está registrado en Bookcrossing.com si quieres seguir sus aventuras puedes hacerlo leyendo su diario de viaje

Publicado en Lecturas | 1 Comentario

El inventor de palabras de Gerard Donovan (Fragmentos)

Hacía mucho tiempo que un libro no me gustaba tantísimo. Quizá por eso, podría haberlo copiado entero. Os dejo frases sueltas que podría enmarcar en la pared.
Por cierto, el libro forma parte de un bring, pero creo que va a pasar a formar parte de la lista de “libros que me gustaría poseer algún día”.

“Guardo las medallas del abuelo en su caja de terciopelo. Uno no tira un millón de hombres así como así.”

“Quizá las cosas no ocurren por una razón, sino que ocurren porque la gente las hace.”

“En la vida uno tiene que ganarse la propia aprobación de sus actos”.

“Algunos pasan la vida preparándose, pero llega un momento en que no queda más que esperar.”

“Mi padre era tan parco en palabras que había que añadirles agua para que se hincharan hasta formar una frase comprensible.”

“Un fusil vuelve del campo de batalla cargado de muertos.”

“La ausencia de una persona llega como una estación, primero solo a trocitos y luego llegas a verle la ausencia mucho antes de que se vayan.”

“Hoy debería haberme vuelto a la cama, apagar la lámpara del recuerdo y no acordarme de nada.”

“La luz se veía diferente del mismo modo que hay días que son distintos desde que comienzan”

“Ahora todos miraban a mi dirección, pero sin verme. Resultaba extraño, haber dado con el mejor escondite, el mejor camuflaje en todo el paisaje, mejor que un hoyo en el corazón del bosque. Estaba sentado tras un televisor a la vista de todos.”

“Dicen que la bala que nos trae la muerte es la que vemos. Yo estoy segura de que esta sí la vi.”

“Lo que había querido decirle a ese hombre, cuando lo tenía delante de mí en el bosque, era que me faltaba sentimiento donde había que tenerlo y que tenía demasiado donde no debía. Apártate de la gente como yo y no tendrás queja en la vida.”

Publicado en Fragmentos, Lecturas | Etiquetado , , , | Deja un comentario