El amante de lady Chatterley de D.H. Lawrence (I)

“¿Sería verdaderamente su destino seguir entretejiendo su personalidad con la vida de Clifford hasta el fin de sus días? ¿Sólo eso?
¿Era eso solamente? Tenía que contentarse, pues, con entretejer una vida asentada con Clifford, una vida de una sola pieza, aun cuando quizá en esa tela pudiera bordar la ocasional flor de una aventura amorosa. Pero ¿cómo iba a saber ella cuáles serías sus sentimientos el próximo año?…” (Página 77)

“Su cuerpo estaba perdiendo significado, se estaba poniendo mate, opaco, con su sustancia carente de expresión.” (Página 110)

“Pensó con infinita ternura en la mujer. Pobre ser desolado, aquella mujera era mucho más dulce de lo que ella imaginaba, y también excesivamente dulce para la dura realidad con que estaba en contacto. Pobrecilla, compartía la naturaleza vulnerable de los jacintos silvestres.” (Página 177)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bookrings-Bookrays, Fragmentos, Lecturas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s