El Trovador de Antonio García Gutiérrez

“No, yo soy feliz; yo no ambiciono alcázares dorados; tengo bastante con mi libertad y con las montañas donde vivieron siempre nuestros padres” Azucena, jornada tercera, escena I.

“¡Esto aguardaba yo! Cuando creía
que más que nunca enamorada y tierna
me esperabas ansiosa, así te encuentro
sorda a mis ruegos, a mi halagos fría.”
Manrique, jornada tercera, escena V.

“LEONOR: ¿Adónde me llevas? Suéltame por Dios… ¿No ves que te pierdes?
MANRIQUE: “¿Qué me importa, si no te pierdo a ti?”
Jornada tercera, Escena VII

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fragmentos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s