A modo de reflexión en mitad de la vorágine

Estoy leyendo (mucho) sí, es cierto. Pero no estoy cumpliendo los retos que me propuse en BC, ni las liberaciones salvajes mensuales, ni las lecturas de los 12 pendientes, ni no apuntarme a BRINGs y comprar libros. Mucha culpa la tienen las lecturas obligatorias del 2º cuatrimestre y mi compromiso con la carrera que implica más estudio y más atención a ello, es por eso que no estoy disgustada, aunque me fastidie un poquito.
Supongo que a partir de junio, la cosa cambiará un poco, o no; eso es algo que hasta que no llegue, no sabré…
Todo esto implica desorden y desorganización en la estantería, sólo actualizo las lecturas que voy haciendo y porque me sirven de estímulo, que sino… ays… que dura es la vida de la filóloga jajaja 😉

Lee, disfruta y comparte

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diario, Vida becera. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s