Mi vida sin Hailey de Jonathan Tropper

Siempre ves a la gente que quieres de la manera en que son en tu cabeza pero, de vez en cuando, accidentalmente, consigues verlos en tiempo real, y en esa fracción de milisegundo, mientras tu cerebro centrifuga para ajustarse a la nueva realidad, hay algo dentro de ti que se desvía bruscamente del camino y emprende una carrera al borde del acantilado, dando tumbos y gritos.
(Página 88)

Después de que muriera, durante un tiempo ni siquiera cambié las sábanas porque aún olían a ella. Luego, dejaron de oler a ella y, pasadas unas semanas, simplemente olían a mugre. Y esa es una metáfora del dolor que funciona tan bien como las miles de otras que se me ocurren a diario. Te aferras desesperadamente a todos y cada uno de los recuerdos y, al hacerlo, los propios recuerdos se vuelven rancios y desvaídos, como las sábanas de mi cama.
Y aún así, me dolió cuando finalmente las cambié, porque era una manera más de conjugar a Hailey en pretérito, un paso más hacia el indefectible abismo: y no consigo ordenar la casa porque cada cosa que quito o que limpio es un rastro más de ella que borraré para siempre.
(Página 98)


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bookrings-Bookrays, Fragmentos, Lecturas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mi vida sin Hailey de Jonathan Tropper

  1. Maria dijo:

    Hola!!
    sii el libro es genial. yo terminé de leerlo anoxe!!!

    estaré pasando x aki!! bss

  2. Allek dijo:

    paso a saludarte!
    te dejo un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s