Lloriqueando (un poco)

Este año ha empezado un poco raro a nivel lector, no solo me faltaban ganas de leer, sino que el tiempo también brillaba por su ausencia. Releí a Pennac, El tiempo de leer, como el de amar, es siempre tiempo robado. Pues sí, a mí me habían robado el tiempo, el de leer, el de amar y el de vivir en general. El inicio de un curso de Postgrado en la Universidad, el trabajo y la independencia se repartieron mis días sin preguntar.
Pero… llegó Marzo y con él las escasas dos lecturas que había hecho en enero y en febrero, se multiplicaron, por el momento por dos, veremos a cuánto llega. El gusanillo ha vuelto y aunque siga sin tiempo, las ganas las he recuperado y eso siempre es lo importante.
Poco a poco, más y mejor (espero).
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diario, Fueradebc, Lecturas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s