On the road o el libro que se nos cruzó.

Hace algunos meses, Miscelánea* propuso un reto muy divertido en el foro de Bookcrossing.es: LibrosA2 que consistía en leer por parejas dos libros (uno elegido por cada miembro). Luego la cosa ya fue desvariando, como suele ocurrir siempre y de parejas surgieron tríos, cuartetos y diferentes formas de poliamor. Es una de las cosas más bonitas que tiene Bookcrossing, que no ponemos límites a nada.

Juntas nos propusimos leer En el camino (On the road) de Jack Kerouac. Nos propusimos leer un libro de Kerouac y ha sido casi como subir el Kilimanjaro o el Everest bueno o cualquier montaña chiquitica si no tiene la forma física adecuada o más bien, una Odisea. De hecho, yo todavía lo tengo por terminar.

Lo elegimos porque era un clásico, unodesoslibrosquehayqueleer. Lo que ocurre es que se no has pasado el arroz. Y estoy bastante convencida de eso. De que ese es el problema. Miscelánea tiene una vida en la que el viaje de búsqueda del que habla Kerouac es una anécdota al lado de cualquiera de las que te pueda contar. Y a mí me contaron el libro desde la cuna hasta que cumplí los 20 (y me cansé de escucharlo, claro). Total, que ahí estamos las dos. Ella ha conseguido terminarlo, porque colecciona hobbies y se entrega más. Yo me dedico a anotar comentarios absurdos sobre el marco narrativo como si en algún momento fuera a entregar un trabajo sobre la literatura beat.

Digámoslo ya: el ritmo narrativo es insufrible. No acaba una frase. Trata a las mujeres como el culo. Y es el puto culpable de que no haya leído un puto libro en tres meses.

Pero me ha venido bien, me he quedado muy ancha escribiendo este texto. Ahora que en noviembre ya he conseguido terminar tres libros y tengo cosas suficientes que hacer, voy a ver si consigo engancharme de una vez.

Además, ya me va tocando proponer un libro a mí 🙂

*Nota al pie: además de mi amiga, Miscelánea es una de mis gurús lectoras así que le tengo un especial cariño y fe a todo lo que me recomienda leer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lecturas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a On the road o el libro que se nos cruzó.

  1. Aquí Misce firmando con mi alter ego cocinillas:
    Pues si que ha sido un pequeño infierno. Reconozco que en mi memoria quedará sobre todo la sensación de promesa incumplida… y algunos datos sueltos. También queda la extrañeza de que todo un continente de lectores lo consideren libro de culto.
    Pero, y lo digo con una cierta alegría, también es el libro que me ha hecho (de manera remota y un poco despegada tan habitual en mi) reconectar con la Anat real y no solo la compi lectora. Y eso también redime el infumable 🙂 texto.

    El próximo será mejor, no lo dudo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s