Seda Salvaje de Eloy Tizón

41hHKA4Zi7L._SX331_BO1,204,203,200_ISBN 978-84-339-1022-6
Páginas 144
Año de edición 1995
Colección Narrativas hispánicas
Editorial: Anagrama
Imagen: Amazon
Lo que cuenta la contraportada: Seda salvaje cuenta la historia de una obsesión: la que el narrador y el protagonista de este relato siente hacia la vida de las demás personas. Vidas y personas que el personaje imagina repletas de inalcanzables secretos, conspiraciones, traumas, todo aquello que contribuye a crear lo que él, en un momento determinado, denomina “la música del prójimo”.
Esta “música del prójimo” no es más que la vida íntima de los otros, la cara oculta tras la fachada, fascinado por la cual el personaje central se adentrará más y más en terreno peligroso. Con la ayuda de un detective privado somete a vigilancia a su novia Fátima, con quien está a punto de contraer matrimonio, y a partir de ahí comenzará a descubrir cosas raras, unas veces reales y otras fantaseadas por él; se suceden así los malentendidos, la marcha nupcial se complica, se perfila un extrarradio a lo lejos, la tarta se tambalea.
Narrada con una prosa envolvente que oscila entre el tono irónico y la tragedia, la novela presta especial atención a una serie de personajes secundarios de efímera aparición, con sus existencias anónimas, insignificantes y prodigiosas. En el fondo, Seda salvaje es una historia de fantasmas que trata de demostrar que los fantasmas existen: son los que nos rodean.
Reseña: Hacía tiempo que quería leer este libro. Me tocó en uno de los múltiples juegos de bookcrossing que organizó Andrómeda23. Quizá lo elegí por el título; algún día hablaré de esta manía mía y adónde me lleva. La historia de base me pareció muy atractiva: un hombre obsesionado con la vida de los demás.
Es un libro que está muy bien escrito, no en vano es el ganador de un Premio Herralde de novela. El protagonista, Seoane Suelves, es uno de esos seres grises que pasa desapercibido en cualquier café y oficina. Es uno de esos personajes con el que ninguno queremos sentirnos identificados. Y él lo sabe, porque ni él mismo quiere ser quien es.
De hecho, se siente tan atraído por el resto que se olvida de si mismo. Es en esa búsqueda de su vida en los otros que se inicia un bucle fantasioso, en el que su obsesión empieza a crecer y se hace desmedida y se descontrola.
Seoane observa sin comprender la naturaleza del ser humano. Entiende los secretos que ocultan sus compañeros como retos a descubrir y, por eso, antes de casarse, decide que debe descubrir aquello que esconde Fátima. Y es aquí, amigos, donde se lía todo el asunto.Este libro está registrado en Bookcrossing.com si quieres seguir sus aventuras puedes hacerlo leyendo su diario de viaje

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lecturas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Seda Salvaje de Eloy Tizón

  1. Pingback: Seda salvaje (Fragmentos) | Soy una becera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s